viernes, 6 de junio de 2014

Investigación acerca de dudas existenciales o dudas existenciales por la investigación

No hay nada peor que tener que tomar una decisión acerca de tu futuro, especialmente cuando sabes que de la opción que eliges dependerán muchas cosas, y menos aún cuando tienes de trasfondo el saber que decisiones previa,ente tomadas han sido totalmente equivocadas y te han arrastrado a tu lastimera situación actual.
Siempre he sido fiel creyente de la ciencia, será está la que saque a la humanidad hacia adelante, toda investigación científica es válida y no debe ser menospreciada, a veces los descubrimientos más grandes fueron resultado o por lo menos basados o inspirados en investigaciones básicas, incluso a veces podríamos decir que absurdas, del tipo "Se descubre el gen que les da el color fluorescente a las medusas", que si uno lo ve en la televisión o lee en los periódicos diría "a mi que díantres me importan las medusas", sin embargo años después puede que este artículo inspire a alguien a desarrollar protocolos más finos que culminen en noticias de primera plana, digamos por ejemplo: "Nobel de medicina al Dr. X por identificar los mecanismos que determinan el color de la piel en los seres humanos, tomando como basé modelos de animales marinos".
La idea central de esta entrada es: toda investigación es válida, por muy absurda que suene.
Los inconvenientes vienen cuando debes elegir a un tutor y una línea de investigación a desarrollar durante todo un año durante tu servicio social ¿A quién elegir? ¿Qué tema elegir y como abordarlo?
Para bien o para mal, para los estudiante de medicina tu mundo de posibilidades se ve drásticamente reducido a selecionar a un tutor pertenenciente a algo denominado SNI (Sistema Nacional de Investigadores), con lo cual se asegura tendrás como mentor académico de alta calidad, con la pequeña desventaja de que podrías no encontrar científicos investigando lo que a ti te apasiona.
Ahora bien, particularicemos mi caso:

  1. Desde hace algunos años ya tenía un tutor que cumplía todos los requisitos, incluyendo el de abarcar un tema que me apasiona. Lamentablemente el destino nos alcanza a todos, y así es como ahora sólo nos queda el recuerdo de esta doctora, y yo sin proyecto.
  2. Hematología es una especialidad que últimamente me ha fascinado, lo cual me llevo a indagar si podría solicitar mi servicio social en dicha área, sin embargo los médicos de dicha área carecen de algunos documentos solicitados, así que otra opción que tuvo que ser descartada.
  3. Recordar es vivir... Y bueno siempre queda la opción de acudir con algún mentor previo. Sin embargo se plantea el problema de la distancia, tener que recorrer media ciudad a diario hasta zona de hospitales; claro todo ello sin tomar en cuenta si alguien más no ha acudido ya a solicitar eso mismo.
El último apartado es el que tiene lugar actualmente, dentro de un hospital de cuyo nombre no puedo recordar, pero que todos tienen en muy alta estima, aunque yo no tanto, por lo menos no en la parte asistencial que me ha dado muchos dolores de cabeza estos últimos meses, mundo muy distante de la sección dedicada a la investigación, de la cual si tengo muy buenas impresiones.
El caso es que finalmente se concertó la cita con un Dr. quien me ofrece aceptarme bajo su tutela, siempre y cuando desarrolle un proyecto propio, que deberá ser sometido a todos los procesos burocráticos del hospital, llámese comité de ética, aprobación por dirección y bla bla bla bajo la advertencia de que dicho proceso lleva como mínimo 3 o 6 meses, además sabiendo que no podré hacer uso de NADA innovador dentro del campo de las ciencias de la salud, entiéndase biología molecular ni estudios avanzados de inmunología, debido a las carencias de la institución. En resumen se me ofrece hacer un trabajo en el mejor de los casos llamemosle epidemiológico, y digo en el mejor de los casos, por que la población de estudio son pacientes afectados con una enfermdad rara, o por lo menos si no es rara, digamos que muy poco frecuente. Además, quizá sea una mala impresión mía lo cual no creo puesto que he tenido experiencias previas similares, el sentir la "malmirada" de todos los que me veían ahí, lo cual era de esperarse tomando en cuenta factores míos y de los presentes...
Ahora aquí es donde se me podrá tachar como alguien de doble moral o doble cara, pero ¿De verdad invertiré un año en una investigación X? Y por X me refiero a algo carente de un peso científico real, es decir, tomando en cuenta las particularidades de la enfermedad a estudiar lo mínimo que se podría esperar en algún protocolo para su estudio sería un aporte original respecto a modalidades de tratamiento o diagnóstico específico, incluso estudios in vivo o in vitro de la fisiopatogenia; pero no, nada de eso estará a mi alcance, al parecer lo único que podré disponer será un bolígrafo y miles de formularios del tipo: ¿tiene perro? ¿Fuma? ¿Alergias? ¿Años con su enfermdad? Etc... Que se vertirán en bonitas gráficas destinadas al olvido dentro alguna revista epidemiológica.

Es por esto y miles de cosas más que hoy, ahora en este preciso instante cusndo puedo ser realmente sincero conmigo mismo y me puedo decir ¿Qué estoy haciendo mal como para estar llegando a este punto? Más que esa pregunta, hay algo más: un sentimiento de agotamiento y desilusión. Lo peor de todo esto que pareciera me estoy volviendo conformista, se que esto no va bien, pero poco a poco me estoy acostumbrado a ello, a tomarlo como si fuera lo normal y aceptarlo, se esta extinguiendo esa llama que me hacia luchar por los mejores sitios en las mejores instituciones, inclusive ni a poder sacar provecho de lo que tengo, como es el caso de ahora que toda una tarde no ha sido suficiente para plantear un proyecto que en teoría debería ser fácil. En fin, es mi más encarecido deseo que esto sólo sea un mal día, sólo producto del cansancio acumulado y no más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario