sábado, 29 de diciembre de 2012

El IMSS ¿Es tan malo como lo pintan?

Hoy tuve que acudir a consulta con el Médico familiar en una clínica, pero claro como no tenía cita tuve que recurrir a la vieja usansa de hacer fila como para las tortillas, y esperar que alguien faltara o acabara antes su consulta para poder pasar.

Para empezar ya saben la "amabilísima" secretaria, ya saben la típica secre con su torta de tamal y atole ahi encima del escritorio, que obviamente sale a comprar en su horario de trabajo, mientras todos los demás tenemos que esperar a que regrese y se ponga de jugetona, ¿Juguetona? Sí, nada mas divertido que poner el desorden ella misma ¿Cómo? Pues tu estas sentado, y de repente se le ocurre llamarte a su escritorio, solo para ver si eres tu y te dice que luego te habla, luego ya te sientas, y a los pocos segundos te dice que si vas a pasar hoy, que sigas esperando; vuelves a sentarte o intentar hacerlo cuando de nuevo te llama y te pesa y mide. Y esto lo hace con cada uno de los pacientes, sin importar que vayan tan enfermos que los menos que quieren es pararse. ¿Qué no podria hacer esto con un solo llamado y hacer todos estos procedimientos de una sola vez?

Creo que el parte problema del IMSS radica en su burocracia, papeles para esto y aquello, y sobre todo en su personal administrativo, auxiliar, de limpieza, chachos y anexos, pero que bueno mejor dejo hasta ahí por que sino no me la acabo con su famoso Sindicato que defiende a capa y espada el derecho de la secre de dejar el trabajo para ir a comprar su torta de tamal ¿Importante derecho laboral, no?

Por extraño que parezca, otra gran parte del problema son los mismo derechohabientes ¿Cómo?
  1. Es bien sabido que muchas personas acuden al médico solo por consejo, o por que literalmente no tienen con nadie con quien hablar, especialmente la gente mayor, y parte de la salud es el bienestar psicológico, por lo cual comprendo que se deje hablar y hablar a la gente en la consulta. Pero tampoco abusen! Se llevan casi hora y media en la consulta,de los cuales 1:15 minutos fue relatando la historia de su vida, que si la comadre se le murió, etc.. y los otros 15 minutos realmente para la consulta. Si de verdad quieren solo ir a hablar, mejor vayan al psicólogo que con mucho gusto los escuchara, y por favor dejen de retrasar al doctor.
  2. Cría cuervos y te sacarán los ojos. Y este dicho viene a colación del hecho que por ser año nuevo, navidad, ya saben no falta el paciente agradecido que les lleva regalitos a las secretarias, lo que muchos no saben es que ese acto es la renovación del contrato para que ellos puedan llegar a la hora que quieran y pasar a consulta lo más pronto posible.
  3. Basta de apapachos. Por educación en estas fechas se suele desear un feliz año nuevo y demás, sin embargo mientras estaba en la fila enormde de la farmacia, solo habia 2 personas entregando medicamento, todos deciamos ¿Por que no avanza la fila? Simple, por que al momento de llegar con el encargado, se le deseaba un feliz año nuevo, pero claro no podía ser así de incípida la felicitación, había que terminarla con un abrazo, para lo cual, en lo que estuve en la fila, el encargado tuvo que salirse de la farmacia (y obvio detener las entregas) 6 veces.
  4. El tlacuache. Este apelativo se lo ganò un señor que en lugar de ir a recoger sus medicinas parecia que iba surtir su farmacia. No conte el total de recetas que cambió, pero lo que si pude percatar es que fueron bastante como para llenar una de esas bolsas mega jumbo para la basura; muchos dirían, ah pobre señor ha de estar muy enfermo y por eso llevaba tantas medicinas para curarse, y yo compartí esa idea hasta que vi como a ese señor de 70 años le daban leche NAN1 para bebes, diganme mal pensado pero creo que no eran todas recetas suyas.
  5. Si entendí, pero me lo vuelve a repetir desde el principio. Los doctores tratan de explicar con la mayor facilidad posible como, cuando y como deben tomarse sus medicamentos, y al final se pregunta si entendió, si no fue así es obligación del doctor volver a explicarlo; el problema es que hasta los jovenes parece que tienen algo así como Alzheimer precoz, por que dicen si entender, se salen y regresan en algunos minutos a interrumpir las consultas para volver a preguntar como se debian tomar las medicinas ¿Qué no dijo que ya habia entendido? Ahh pero ahi no se queda el asunto, todavia en la farmacia le vuelve a preguntar al encargado como debe tomarse la medicina por que "como que no le entendí al doctor", y es más el rato que invirtió en la ya mencionada fila le hizo recordar que le caia muy pesado X medicamento, que si no podría cambiarselo por otro, creanme señores esto no es Farmacias Don Simi donde el mil-usos de la farmacia cambia los medicamentos como dios le dio a entender.
  6.  
    Solo basto una mañana para poder hacer estas pequeñas observaciones, y espero que nadie cometa o vaya a cometer alguno de los actos que acabo de mencionar, por que siempre la gente sale diciendo "Huuy en el IMSS tienen pésimo servicio, no sabes lo que te tardas", lo cual es totalmente cierto, pero tampoco dicen que es la misma gente la que provoca estos mismo retrasos con acciones como las que acabo de describir, que muy bien podrian evitarse y volver más eficiente el servicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada